¿Qué se puede perder en los apagones?

Uno de los riesgos de depender del sistema de energía eléctrica para realizar nuestras actividades cotidianas, es que los apagones resultan muy costosos. Las fallas y caídas totales del suministro eléctrico normalmente son causadas por errores de operación en una línea eléctrica o en el sistema de distribución, y, aunque estas pueden ser reparadas, se requiere de cierto tiempo para encontrar el problema. Asimismo, los apagones también pueden ocurrir debido a circunstancias ajenas a nosotros y condiciones naturales impredecibles, como tormentas, huracanes, terremotos, etc. 

Es difícil que podamos calcular a ciencia cierta cuánto tiempo durará un apagón. Por eso, es necesario tomar las medidas de precaución que se puedan y conocer qué hacer en caso de apagones. 

Esto es lo que puede dañarse en los apagones

El problema principal de los apagones es como afecta a los artefactos eléctricos que usualmente tenemos conectados. En un apagón, las tensiones eléctricas varían abruptamente. Yendo desde los 70 voltios hasta los 150 o viceversa, lo que daña gravemente los equipos. En especial aquellos que trabajan con una tensión mayor a los 220 voltios, como la lavadora, el refrigerador y el aire acondicionado. 

Para evitar que éstos se dañen, la primera medida que debe tomarse es desconectar inmediatamente los equipos, ya que si la energía regresa con un voltaje alto corren el riesgo de “quemarse”. Es importante también no volver a conectarlos hasta que se estabilice la tensión de corriente una vez que regrese la energía, así como utilizar protectores eléctricos y reguladores de voltajes. 

Otras de las cosas que pueden ponerse en riesgo durante un apagón son los equipos de cómputo mientras están conectados a la corriente, especialmente el contenido con el que se estaba trabajando. Las bajadas y subidas abruptas en la tensión pueden dañar el software de la computadora, el procesador y los discos duros. Además, es fácil perder archivos si la computadora se apaga y no lograste salvar tu trabajo.

Una buena manera de evitar que esto suceda es utilizando un no-break, ya que éste te brindará un tiempo extra para respaldar tus archivos o al menos guardarlos. De no ser así, siempre puedes hacer uso de la nube cada que trabajes, para que todo quede almacenado ahí, con o sin luz.

Con un buen generador de energía, podrás dejar de preocuparte por tus aparatos electrónicos en caso de que haya un apagón. En IKSOL, podrás encontrar la planta de luz adecuada para tu hogar. Conócenos.

Agenda tu servicio